SANTOFIMIO Y LA CORRUPCIÓN DEL RÉGIMEN

La confirmación del auto de detención al presidente de la Cámara de Representantes, Alberto Santofimio Botero, coloca nuevamente en primer plano el signo protuberante en medio del cual se debate todo el régimen oligárquico y proimperialista liberal-conservador: la corrupción a todos los niveles de las instituciones que sustentan el inicuo sistema de explotación y opresión contra nuestro pueblo.

Este hecho se suma a la cadena de denuncias conocidas en contra de los altos mandos castrenses, de los agentes de la rama judicial de la del poder público, de los dirigentes de los partidos tradicionales y de la corrupta casta parlamentaria oficialista cuyas directivas colocan el presupuesto del Congreso al servicio de su pecunio personal y de sus maquinarias políticas reaccionarias. Pero indudablemente quien más se ha destacado en la práctica de los irregulares e inmorales procederes es el propio jefe del Estado, Alfonso López Michelsen, quien se ha distinguido por su vinculación, junto con toda su familia, en cuanto negocio reporte aumento para su patrimonio, al amparo de los poderes públicos y de sus actos antinacionales.

Alberto Santofimio Botero, ex ministro de Justicia del gobierno de López, actualmente cabeza visible de una de las fracciones oligárquicas liberales, la que respalda la candidatura de Julio César Turbay, no podía por tanto estar ausente de la nómina de personas vinculadas a las oscuras conductas que nosotros condenamos.

Cualesquiera que hayan sido los móviles políticos agazapados detrás de todo este sonado caso, lo cierto es que lo ocurrido ha podido desarrollarse porque existe una base real y concreta que lo permite.

No nos podemos detener en consideraciones jurídicas absurdas e inconducentes que desvían la atención y ubican incorrectamente la situación planteada. Las pugnas dentro de las fracciones del partido liberal y de éste con el partido conservador por el control del aparato estatal, así también como las denuncias efectuadas por los dirigentes revolucionarios, ha ido permitiendo a la opinión pública conocer a diario innumerables hechos que reflejan el cinismo y la desvergüenza del gobierno y sus validos en contra de los intereses nacionales y populares.

Curiosamente, Santofimio Botero, quien respaldara el genocidio oficial contra el pueblo el pasado 14 de septiembre, fecha del glorioso paro cívico nacional, pretende presentarse ahora como apóstol de las libertades y de la democracia, simulando ser un perseguido de las clases dominantes bajo cuya protección ha hecho su carrera política. Pero el pueblo se burla de la tragicomedia representada por ese manzanillo profesional. El FUP invita una vez más a la formación del más amplio frente de lucha contra el imperialismo norteamericano y la oligarquía liberal-conservadora, que desarrolle la unidad del pueblo bajo las banderas de la liberación nacional.

POR LA UNIDAD DEL PUEBLO COLOMBIANO

Desde el momento de su proclamación como candidato presidencial del Frente por la Unidad del Pueblo, Jaime Piedrahita Cardona inició una larga gira que ha recorrido todos los departamentos, intendencias y territorios nacionales. Propagando a los cuatro vientos la palabra antiimperialista y antioligárquica de la ANAPO, el MIL, el MOIR, el MAC, el MNDP, los CDPR y la URC. Pero la correría revolucionaria también llegó a pequeños poblados y caseríos, donde los delegados del FUP se vincularon a las masas, escucharon sus inquietudes y compartieron sus penalidades. En estas páginas ofrecemos algunos de esos aspectos, que han hecho que un número cada vez mayor de compatriotas identifique a Jaime Piedrahita Cardona como el candidato de los oprimidos contra los opresores.

Pies de fotografías:

 Todos los lugares son buenos para llevar la palabra revolucionaria a los pobres de Colombia, como lo hace Jaime Piedrahita en esta modesta sala de billar de vereda El Pescado, de Gigante, Huila.

 Los jornaleros del Quindío llevan años batallando por la tierra. En la vereda Río Verde Alto, Piedrahita alentó en su justa aspiración y les ofreció el apoyo del Frente por la Unidad del Pueblo.

 Activistas de la campaña escuchan con atención los planteamientos de Piedrahita, en una cafetería de Sogamoso, en la cual le ofrecieron un sencillo agasajo.

 El Frente por la Unidad del Pueblo avanza pujante por todo el país, Jaime Piedrahita Cardona y Marcelo Torres encabezan la caravana organizada por los campesinos de Aguachica-Cesar.

 También en Sucre, los explotados acogieron con fervor la campaña del Frente, y desfilaron con Piedrahita, Marcelo Torres y Froilan Rivera.

 El personero del FUP visitó a los campesinos invasores detenidos en Cienaga, Magdalena, y les llevó un mensaje de aliento y solidaridad.

 La chalupa que transportó al candidato presidencial del FUYP por el río Magdalena llega al puerto de Guamal. Allí, como en cientos de poblaciones, las masas lo esperaban llenas de entusiasmo.

 Piedrahita también se vinculó a las tareas de agitación. El mejor estimulo para estos jóvenes compañeros de Codazzi, Cesar, fue su presencia en el pequeño camión desde el cual convocaban a la manifestación.

 El 14 de julio, la explosión de una mina carbonífera de Amagá enlutó las banderas del proletariado colombiano. Jaime Piedrahita expresa sus condolencias al compañero Hernán Taborda, presidente del sindicato minero.

 Manifestantes de Cartago, Valle, llevan en hombros al compañero Jaime Jaramillo Giraldo. Su trayectoria de combate a favor de las clases populares ha sido aclamada en todos los actos de la campaña.

 La gira electoral redobló el ánimo combativo de los oprimidos de todos los rincones de la patria. Frente a una choza, en Palmitos, Sucre, los dirigentes del FUP explican a los tabacaleros el programa revolucionario.

 La visita del candidato revolucionario fue todo un acontecimiento para los campesinos de Yopal, Casanare, quienes lo festejaron con una ternera a la llanera.

 Los habitantes del barrio Emayá, de Neiva, invitaron a Piedrahita a conocer su comando y le brindaron cálidas demostraciones de afecto.

MULTITUDINARIA MANIFESTACIÓN DEL FRENTE

Cerca de 40.000 personas de todos los sectores sociales del pueblo expresaron el más enérgico rechazo al régimen hambreador y represivo de López Michelsen, el pasado 2 de diciembre en Bogotá, durante la grandiosa manifestación de los oprimidos contra los opresores, que convocara el Frente por la Unidad del Pueblo (FUP), como cierre de su campaña electoral de 1977.

Con la ciudad literalmente cubierta de afiches invitando al acto de masas, la imponente multitud se congregó en la Plaza de la Gobernación para escuchar las intervenciones del candidato presidencial revolucionario Jaime Piedrahita Cardona, y de los dirigentes de los partidos integrantes del FUP.

No obstante que el gobierno negó a las organizaciones de izquierda el permiso para concentrarse en la Plaza de Bolívar, el evento unitario se constituyó en una de las demostraciones populares más multitudinarias de los últimos años.

Combativo desfile
Desde tempranas horas de la tarde, nutridas delegaciones provenientes de los barrios de Bogotá y de todos los lugares de Cundinamarca, así como de las distintas regiones del país, comenzaron a afluir a la Plaza de Toros, en espera de la orden de avanzar hacia el corazón de la capital.

Obreros, campesinos invasores, colonos, vendedores ambulantes, pescadores, artesanos, amas de casa, estudiantes, maestros, en fin, incontables luchadores revolucionarios del pueblo, en respuesta al llamado del FUP, empuñaron con ardor las banderas de la ANAPO, el MOIR, el MIL, el MNDP, los CDPR, el MAC y la UCR, formando un abigarrado enjambre humano que coreaba, incansable, consignas contra la coalición gobernante y el imperialismo yanqui.

Hacia las 5:00 pm, la enorme muchedumbre se puso en movimiento lentamente a lo largo de más de 15 cuadras, por la carrera 7ª., rumbo a la Avenida Jiménez. Miles de personas que se agolpaban al paso de la marcha vivaron al Frente por la Unidad del Pueblo y se sumaron con fervor a las masas que se desplazaban alegre y combativamente.

Rodeados por un gran número de pancartas, desfilaron en medio de vivas, el candidato presidencial del FUP, Jaime Piedrahita Cardona y su esposa Amparo de Piedrahita; el Director Nacional de ANAPO, José Jaramillo Giraldo y su esposa Solita de Jaramillo; y los dirigentes nacionales Consuelo de Montejo, del MIL; Francisco Mosquera, del MOIR; Gilberto Zapata Isaza, del MAC; Miguel Gamboa, del MNDP; Avelino Niño, de los CDPR y Nicolás Valencia, de la UCR. Además, participaron en la marcha, Álvaro Bernal Segura, José Roberto Vélez, Germán Gutiérrez Arroyo, Jaime Jaramillo Panesso, Jorge Biswell Cotes y Camilo González, de la ANAPO; Segundo Pastor Pastran, del MIL; Margoth Uribe de Camargo y Jorge Regueros Peralta, del MAC; y Carlos Bula Camacho, Otto Ñañez, Marcelo Torres y César Pardo Villalba, del MOIR.

Extraordinario espectáculo
Cuando se hicieron presentes en la tribuna Jaime Piedrahita Cardona y los demás lideres del FUP, la multitud congregada a lo largo y ancho de la Avenida Jiménez prorrumpió en atronadores aplausos al candidato popular y al Frente. “Unión de los oprimidos contra los opresores”, “Viva el Frente por la Unidad del Pueblo”, gritó la gigantesca concurrencia. Los dirigentes revolucionarios presidieron el evento desde una enorme tarima detrás de la cual pendían inmensos retratos de Jaime Piedrahita, José Jaramillo, Consuelo de Montejo, Carlos Bula, Gilberto Zapata, Miguel Gamboa y Avelino Niño.

Hicieron uso de la palabra, en medio del agitar de millares de banderas Miguel Gamboa, Nicolás Valencia, Avelino Niño, Gilberto Zapata, Consuelo de Montejo, Carlos Bula, Jaime Piedrahita Cardona y José Jaramillo Giraldo.

Todos los oradores destacaron la trascendental importancia de este acto, sin precedente dentro de la izquierda colombiana, y formularon un llamamiento a todas las organizaciones y personas que lucharon contra la dominación del imperialismo norteamericano en nuestra patria, para que entren a engrosar el torrente de la liberación nacional que encarna el Frente por la Unidad del Pueblo. Así mismo, encomiaron la labor cumplida por el candidato presidencial del FUP, Jaime Piedrahita Cardona, personero de los anhelos libertarios de las masas oprimidas y quien encabeza con dignidad y valor la campaña electoral revolucionaria del Frente.

APOYO A HUELGUISTAS DE POPAYÁN DIO ANIR EL 1° DE FEBRERO

Por Resolución 140 del Consejo Superior de la Universidad del Cauca, cuatro mil matrículas fueron declaradas condicionales el 20 de octubre de 1977. La medida tuvo como directa consecuencia el cierre del plantel hasta el 10 de enero de 1978 y la “suspensión indefinida” de nueve estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Salud. Posteriormente el mismo Consejo Superior clasificó como empleados públicos a 320 de los 400 trabajadores de la entidad docente.

El alud de disposiciones represivas encontró la férrea oposición de estudiantes y trabajadores.

El 28 de noviembre, cuarenta médicos internos y residentes se lazaron a un cese parcial de actividades en el Hospital Universitario San José, exigiendo la derogatoria de las sanciones. El movimiento se convirtió una semana más tarde en huelga de hambre. Contribuyeron a caldear el ambiente las provocaciones de las directivas de la Universidad. El Decano de la Facultad de Ciencias de la Salud, en estado de embriaguez descargó su arma contra activistas del movimiento que se encontraban en sus carpas en la noche del 7 de diciembre. El rector, en lugar de condenar la actitud homicida de su subalterno, anunció la cancelación de los cursos de postgrado y la expulsión de 35 médicos internos y residentes.

Cuatro días después, gran número de soldados en traje de fatiga allanó el local donde funciona el Hospital Universitario. El atropello provocó la airada reacción de los obreros del hospital, quienes en solidaridad con Amirc entraron en paro indefinido. En represalia, 16 trabajadores fueron lanzados a la calle.

Diagnóstico revelador
El déficit actual de la Universidad del Cauca, de acuerdo con datos de la Asociación, supera los 93 millones de pesos. El plantel educativo sólo funcionó cuatro meses en el año que acaba de finalizar. La situación del hospital San José es fiel reflejo de este desbarajuste. El techo del pabellón de cirugía está a punto de desplomarse. Ya hace unos meses se vino abajo la sala de recuperación.

El Hospital San José ha sido cerrado anteriormente en varias ocasiones por carencia de fondos. Y lo anterior, a pesar de las palabras del señor presidente el 30 de diciembre pasado: “Todos estos datos son muy satisfactorios, por ejemplo, haber recibido recientemente una carta de la Asociación Nacional de Hospitales en la que me manifiesta la sorpresa por el esfuerzo, muy poco divulgado, casi inédito, que ha hecho este gobierno en dotación de hospitales”.

Paro general de ANIR
En la actualidad el movimiento de los médicos se mantiene, mientras el gobierno da largas a la solución del conflicto. Por tal motivo, la Asociación Nacional de Internos y Residentes (ANIR), que agrupa a 1.500 afiliados, hizo efectivo el 1° de febrero un exitoso paro de solidaridad, que abarcó 35 hospitales universitarios, en apoyo a los huelguistas de Popayán.

INMOLADO DIRIGENTE DEL MNDP

Wenceslao Lozano, quien durante los últimos años dirigió la lucha de los indígenas y campesinos de Ortega, Coyaima y Natagaima (Tolima), fue asesinado, mientras dormía, en las primeras horas del domingo 29 de enero por sicarios de los terratenientes y gamonales de la región. El compañero Lozano se destacó como dirigente del Movimiento Nacional Democrático Popular (MNDP) y de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (ANUC).

Su dedicación a la revolución y al pueblo le granjeó el odio de los explotadores y opresores, pero también la profunda estimación de los labriegos de la zona, quienes acudieron masivamente a su entierro, el martes 31. El Secretario General del MOIR Francisco Mosquera, y el candidato presidencial del FUP, Jaime Piedrahita Cardona, enviaron sendas coronas a la ceremonia de inhumación realizada en la propia parcela del compañero Lozano. Durante el acto llevaron la palabra representantes de las diversas organizaciones del FUP.

60.000 CHOFERES PREPARAN CESE NACIONAL

En procura de una jornada laboral de ocho horas, salario básico, estabilidad laboral y abolición del “depósito de garantía”, el Sindicato Nacional de Choferes y Unimotor aprobaron un paro conjunto en el que tomarán parte más de 60.000 asalariados del transporte urbano e intermunicipal. La anterior decisión se hará efectiva en caso de que fracasen las actuales negociaciones que se adelantan con los principales monopolios del sector.

Los conductores deben laborar hoy sin interrupción en turnos de 18 horas, sin extras ni porcentajes nocturnos. Aunque el decreto 1393 y 1974 fijó en diez horas el límite de su jornada laboral, las empresas han hecho caso omiso de la disposición, con el beneplácito del Ministerio del Trabajo.

Sometidos a la llamada _guerra del centavo_, los choferes tienen que arrebatarse entre sí cada pasajero, con grave peligro para su propia vida y la de los usuarios. El único salario que devengan se limita a 17 centavos por persona recogida. Por añadidura, cuando una avería los obliga a trasladar el bus a algún taller, las empresas les suspenden la remuneración aunque les exigen estar presentes en las reparaciones.

Los sindicatos de choferes protestan igualmente contra el llamado “depósito de garantía”, que es en resumen una retención ilegal del salario. En el momento de firmar el contrato de trabajo, los conductores están obligados a entregar $2.000 como prenda de seguridad, pero cuando se desvinculan las empresas se quedan con el dinero.

Las organizaciones reclaman igualmente un salario básico de $7.000. Ante la totalidad de toda intransigencia patronal, los directivos nacionales acordaron declarar el estado de alerta.

ASESINAN CAMARADA DEL MOIR

El pasado 28 de diciembre, en la vereda la Primavera de San Vicente de Chucurí, Santander, fue cobardemente asesinado el militante del MOIR, Eleuterio Pinzón. Afiliado al Sindicato de Oficios Varios de la localidad, desde tiempo atrás el compañero venía exigiéndole al gamonal liberal Ramiro Ardila, el pago de mejoras realizadas en sus predios. Todo lo que el compañero Pinzón obtuvo por sus reclamos fueron la cárcel durante ocho días y las amenazas de muerte que recibió de los hijos del cacique.

Días más tarde, bajo el pretexto de encontrarlo en propiedad ajena, el administrador de Ardila cegó la vida del valiente camarada, cuando recogía algunas ramas y troncos destinados a reparar la modesta vivienda de su madre.

Reclamar lo que les pertenece por su trabajo, sin vacilación, terca e intransigentemente, es la lección que pregona con su sacrificio el camarada Eleuterio Pinzón, ejemplo de coraje y firmeza revolucionarios.

ENCUENTRO DEL SINDICALISMO INDEPENDIENTE EN SANTANDER

Con el fin de evaluar los más importantes conflictos huelguísticos de 1977 y promover la coordinación del sindicalismo independiente, la Unión de Trabajadores de Santander (Utrasan) convocó un encuentro obrero que tuvo lugar en Bucaramanga los días 18 y 19 de diciembre, con asistencia de Fecode, la USO, Fetracun y otras fuerzas representativas del proletariado revolucionario. Víctor Buitrago e Isaías Tristancho, presidente y secretario de Utrasan, coordinaron la reunión.

El encuentro destacó la importante contribución del movimiento sindical independiente al auge huelguístico durante el año que acaba de transcurrir. La beligerancia de los conflictos del magisterio, Indupalma y la USO señalaron los asistentes, permitió profundizar la experiencia combativa del proletariado colombiano.

Finalmente, los delegados a la importante asamblea nombraron un comité integrado por la USO, FECODE y UTRASAN, al cual se le confió la tarea de citar un amplio encuentro de sindicatos independientes, que discutirá medidas concretas de unificación organizativa. El nuevo evento fue acordado en principio para el mes de julio de 1978.

MÁS PAROS CÍVICOS

Ya varias poblaciones se han levantado enardecidas contra la política oficial, en lo poco que va corrido del año.

A partir del 5 de enero, los habitantes de Guatapé, Antioquia, se mantuvieron firmes seis días en un paro cívico, dirigido contra las Empresas Públicas de Medellín y Codesarrollo, debido a que estas entidades no entregaron las obras sustitutivas, acordadas al inicio del proyecto hidroeléctrico que inundará parte de la localidad.

El 9, el vecino municipio de El Peñol se declaró en cese por las mismas razones.

Violentos choques contra la fuerza pública se desarrollaron el 19 de enero en Santander de Quilichao, Cauca, a raíz del movimiento que exigía el pago de profesores, la rebaja en las tarifas de energía y transporte y el cambio del rector del Instituto Técnico Industrial.

Por más de 72 horas, la población industrial de Yumbo, Valle, se convirtió en campo de batalla desde el 24 de enero, cuando sus habitantes se insubordinaron contra la administración municipal, exigiendo la renuncia del alcalde y el rector del Colegio Mayor, el pago de salarios atrasados a los empleados públicos y contra el alza del transporte.

EN PIE DE LUCHA DESDE 1977

Sin solución continuaron los conflictos huelguísticos en la Factoría Industrial de Metales (FIME) de Bogotá., Equipos Gleason de Medellín, Siderúrgica del Norte de Barranquilla e Incolgrasos de Itagüí (Antioquia). En estas dos últimas empresas, los dos ceses de actividades se iniciaron en agosto y octubre de 1977, respectivamente.