EN BERRÍO SE TOMARON HASTA LA EMISORA

Una asamblea popular de Puerto Berrío determinó la realización de un paro cívico de 24 horas para el 31 de mayo, como rechazo a la negligencia del gobierno en el nombramiento de profesores para el Liceo Idem, a las continuas alzas en las tarifas de los pésimos servicios públicos y en solidaridad con los trabajadores del Hospital de la Cruz, a quienes el gobierno no ha solucionado el pliego de peticiones presentado hace más de un año.

La carretera a Medellín quedó totalmente bloqueada y los estudiantes se tomaron las instalaciones del Liceo. Durante todo el miércoles, la población entera se enfrentó al ejército que de manera provocadora había hecho descargas de fusil contra la muchedumbre y bombardeó a piedra las instalaciones de la alcaldía, la tesorería, la personería, los juzgados de menores, Telecom, el Inderena, el cuartel de policía y por algunos minutos se tomó la radioemisora local, desafiando el toque de queda.

En el lugar llamado Pasonivel, ferroviarios y porteños obstruyeron la carrilera levantando rieles y polines y reforzaron la barricada con láminas de hojalata y piedras, suspendiendo el tráfico entre la costa atlántica y el interior.

El jueves, el ejército allanó el barrio obrero Milla Uno y efectuó más de cien detenciones, incluyendo al corresponsal de Tribuna Roja. Aunque 18 personas fueron condenadas a pagar entre 30 y 60 días de cárcel, la solidaridad popular con los detenidos obligó a las autoridades a ponerlos en libertad antes de cumplir sus arbitrarias condenas.

FELICITACIÓN DEL MIL POR AVANCES DE LA UNIDAD

Bogotá, 15 de julio de 1977

Compañeros:
Frente por la Unidad del Pueblo

II Foro de Oposición Popular y Revolucionaria

Al celebrarse el II Foro de la Oposición, me permito expresarles, a nombre del MOVIMIENTO INDEPENDIENTE LIBERAL nuestro saludo especial y nuestras más sinceras felicitaciones por el avance de la Unidad de la Izquierda.

El Movimiento Independiente Liberal agradece a los partidos que hoy se unen en el Frente por la Unidad del Pueblo, las invitaciones reiteradas que le han hecho para participar en la lucha por una Colombia independiente y democrática y espera en un futuro próximo poder contestar positivamente esta invitación.

Las circunstancias actuales en que vive el país, en donde la corrupción, la inmoralidad y la venta de soberanías parecen ser las tendencias predominantes y donde la honestidad y la pobreza se han convertido en delitos, deben ser temas de planteamientos profundos en el Foro que hoy se realiza.

La izquierda, y especialmente quienes han batallado desde diferentes sectores, no pueden marginarse del momento histórico en que se vive, y contemporizar pasivamente con los acontecimientos donde la oligarquía, ya sea política, económica, militar o religiosa, sigue engañando a la opinión pública con promesas que nunca se realizan. Y en donde en la actual campaña electoral y política, ningún grupo o precandidato ha querido hacer una manifestación clara de los grandes problemas nacionales; mafia, asesinatos, secuestros, contrabando, dinero fácil, droga, corrupción, estos temas han merecido el gran silencio de los llamados dirigentes nacionales.

El Frente por la Unidad del Pueblo no puede, ni debe marginarse de ellas.
Deseándoles éxito completo en este II Foro por la oposición popular y revolucionaria, me suscribo de ustedes.

LA BATALLA POR EL AGUA APENAS COMIENZA

En Amalfi, Antioquia, donde escasea el agua desde noviembre de 1976, el racionamiento diario comienza a las ocho de la mañana y dura a veces hasta la media noche. Acuantioquia, la encargada de prestar el servicio en 120 municipios del departamento, duplicó, no obstante, las tarifas desde abril.

El 11 de abril, una manifestación de protesta que recorrió las calles desembocó en un airado levantamiento que no pudieron aplacar ni disparos ni gases lacrimógenos. Mientras el alcalde y la policía, llenos de pánico, se escondían para evitar el linchamiento, tres mil personas, entre las que se encontraban padres de familia y amas de casa «que nunca habían tirado piedra», echaron abajo las puertas de la Oficina de Acuantioquia, quemaron los archivos y destruyeron las máquinas de escribir.

El ejército ocupó Amalfi a las cinco de la mañana del 12 de abril. Ese mismo día fueron apresadas cerca de veinte personas, a quienes se les iniciaron sumarios de consejo de guerra. Apenas el pueblo conoció de los encarcelamientos entró de nuevo en efervescencia. Como resultado de la firme actitud, los detenidos fueron liberados. Un dirigente afirmó: «Que venga el ejército y quien quiera. Antes no creíamos que en Amalfi hubiera madera para la lucha, pero hoy sabemos que sí hay con quien. La batalla por el agua apenas comienza».

«ESPERAMOS COINCIDIR EN LA NECESARIA CONFORMACIÓN DEL FRENTE»

(Extractos)

Humberto Molina

Las circunstancias de este segundo encuentro son esencialmente diferentes. La Unión Revolucionaria Socialista sabe que todavía mantiene divergencias con algunos de los aspectos de la política representada en la Comisión Permanente por la Unidad del Pueblo, y entiende que estas divergencias, que separan actualmente a esos sectores, no son preocupaciones anexas al porvenir de la revolución colombiana, ni surgen de ningún sectarismo.

En este sentido, queremos manifestar que la Unión Revolucionaria Socialista es conciente de que guarda coincidencias en aspectos fundamentales del programa levantado por los partidos que hacen parte de la Comisión Permanente por la Unidad del Pueblo. Queremos recalcar nuestras fundamentales coincidencias con la necesidad de enfrentar al imperialismo norteamericano como enemigo principal del pueblo colombiano; emprender una lucha tenaz por la expropiación de los grandes monopolios tanto nacionales como extranjeros; en llevar a cabo una real reforma agraria, y en combatir sin descanso la opresión política y luchar por conquistar todas las libertades para la clase obrera y las masas trabajadoras, sin ninguna distinción.

Finalmente, pensamos que no están cerradas en todos los aspectos las posibilidades de la unidad de la oposición y la izquierda en el próximo debate electoral. Nos referimos más exactamente a la posibilidad de llegar por lo menos a la escogencia de un candidato único para la presidencia de la república, a pesar de que en muchos otros aspectos marchemos separados. En conversaciones que hemos sostenido en las últimas semanas con los compañeros del MOIR y de la ANAPO, así como también en conversaciones que hemos sostenido con otros sectores hemos insistido en la necesidad de seguir manteniendo esta perspectiva.

Debemos anotar aquí con satisfacción que en conversaciones con el compañero Jaime Piedrahita Cardona se ha encontrado abierta esta posibilidad. Por eso creemos que aquí se ha reunido un contingente representativo de masas efectivamente revolucionarias, con quienes esperamos en el futuro que también coincidamos en la necesaria conformación del frente único antiimperialista y democrático.

¡Viva el Frente por la Unidad del Pueblo!

MOMPÓS REMEMORÓ GESTAS LIBERTARIAS

En la noche del 6 de junio Mompós se vio iluminada, no por las plantas eléctricas, sino por miles de velas que centellaban en las puertas y ventanas y por centenares de antorchas que ardían en manos de las gentes, que recorrían las calles iniciando el paro al grito de “¡Agua, luz y carne!”.

Sin amedrentarse por las emboscadas que la policía tendió esa noche, ni por la detención de más de 25 personas, incluido el dirigente popular Faisal Jalilie, la Plaza de la Libertad se repletó a la mañana siguiente para escuchar las denuncias de los dirigentes del paro, que rememoraron la contribución valerosa de los momposinos a la gesta emancipadora del siglo pasado. El alcalde respondió con una nueva embestida de bala y gases que no impidió que, por 36 horas más, el pueblo se mantuviera combatiendo.

“El pueblo momposino ha identificado claramente a sus enemigos y sabe que este movimiento no es más que el comienzo de una gigantesca batalla que habrá de barrer con la explotación, la miseria y el engaño de la oligarquía liberal-conservadora”, señala un comunicado emitido por el Comité por la Unidad del Pueblo de la localidad.

Unión Comunista Revolucionaria: «NOS IDENTIFICAMOS EN LO FUNDAMENTAL CON EL PROGRAMA DEL FRENTE POR LA UNIDAD DEL PUEBLO»

(Extractos)

En las circunstancias presentes se hace cada vez más notoria la necesidad de articular un frente democrático de lucha de todas las organizaciones políticas y de masas que enfrenten al régimen de las clases dominantes.

¿Acaso existe alguno de nosotros que no haya escuchado siquiera una sola vez, por boca de personas pertenecientes a los más variados sectores populares, una queja, una protesta contra el oprobioso estado de cosas existentes, acompañada de la expresión del más fervoroso deseo para que se materialice la unidad de todos los que nos oponemos a ese mismo estado de cosas?

¿Puede existir alguien de nosotros que no haya atisbado siquiera numerosas erupciones de la lucha popular contra las miserables condiciones de existencia, contra la falta de derechos, contra el sojuzgamiento imperialista, contra la opresión, que tienen lugar bajo forma de huelgas, paros cívicos, manifestaciones callejeras, todas ellas necesarias de centralizar para el combate unificado al régimen? ¿Y habrá alguien que no haya percibido en todas esas luchas la inclinación latente hacia la unidad, que por lo demás reviste manifestación expresa en amplios sectores populares? Pues bien, esa unidad no puede ser ahora cosa diferente a un frente democrático antiimperialista. Trabajemos sin descanso por hacerla realidad.

La Unión Comunista está por un frente democrático. Y está por un programa antiimperialista. Declaramos nuestra identidad en lo fundamental con el Programa propuesto por la Comisión para la Unidad del Pueblo.

El Programa debe ser convertido en el eje de toda una vasta campaña política en la que todos nos comprometamos y que incluya nuestra participación en las distintas formas de lucha con que en el presente las masas enfrentan al enemigo. El Programa deberá ser levantado como bandera para la orientación de las luchas de las masas en todas sus variadas formas.

La Unión Comunista Revolucionaria está interesada en allanar el camino para llegar al acuerdo completo con las organizaciones que ya conforman el Frente por la Unidad del Pueblo, haciendo énfasis en lo que nos une. ¡Formulamos votos porque esta unidad en la que participan todas nuestras voluntades gane las simpatías de las masas y contribuya efectivamente al desarrollo de la lucha popular!

TUMACO: OTRA INSUBORDINACIÓN POPULAR

El país entero fue sorprendido con la noticia de que el 10 de junio a las siete de la mañana, cientos de personas se habían hecho dueñas del aeropuerto “Florida” de Tumaco e impidieron el decolaje de un avro-jet de Satena. Eran los trabajadores de Maderas y Chapas de Nariño – Madenar – de propiedad de Oliverio Phillips Michelsen, primo de El Ejecutivo, quienes iniciaron una huelga exigiendo el pago de cuatro meses de sueldo y prestaciones atrasadas.

Los obreros entachuelaron la pista, movilizaron una motoniveladora y una pala mecánica desde la empresa y les desinflaron las llantas para reforzar el bloqueo. Sin embargo, las autoridades no se atrevieron a desalojar y durante los dos días siguientes se hicieron presentes el sindicato de Aserríos Iberia, también en conflicto y los maestros, los trabajadores de la Electrificadora y los obreros portuarios, quienes interrumpieron sus labores en solidaridad con los huelguistas.

Varios comerciantes, llevando drogas y alimentos, llegaron hasta los bohíos rudimentarios levantados en plena pista para brindar su apoyo. Frente al inmovilizado avión de Satena, los artistas del Teatro Libre de Bogotá presentaron “Los inquilinos de la ira”. La función enardeció el ánimo de los insubordinados.

El lunes 13 de junio se llevó a cabo un cese total de las actividades de Tumaco en apoyo a los obreros de Madenar y en protesta por los acuciantes problemas que sufre la ciudad. Una abigarrada manifestación, de obreros y estudiantes, se tomó las calles del puerto. Cuando los vehículos militares trataron de franquear el puente que conduce al aeropuerto para desalojar a los rebeldes, fueron recibidos a piedra por la población que, amotinada, los acorraló y los obligó a huir.

Los huelguistas consiguieron un resonante triunfo y lograron que les fuera cancelada la casi totalidad de los salarios y prestaciones.

RESOLUCIÓN DEL FORO SOBRE EL PROPUESTO PARO CÍVICO NACIONAL

El II Foro Nacional de la Oposición Popular y Revolucionaria, reunido en Bogotá el 15 de julio de 1977 y,

CONSIDERANDO:
1. Que la política reaccionaria y proimperialista adelantada por el gobierno de López Michelsen ha conducido al país a su más aguda crisis económica, la cual las clases dominantes pretenden superar hipotecando aún más a Colombia a los organismos financieros norteamericanos y arremetiendo contra los salarios y prestaciones sociales de la clase obrera y los bolsillos del pueblo, mediante el aumento de los impuestos, alzas continuadas en las tarifas de los servicios públicos, el transporte y los artículos de primera necesidad.

2. Que para adelantar esta ofensiva antipopular el gobierno está aplicando la represión contra las clases populares, recurriendo al asesinato y al encarcelamiento, adelantando programas antidemocráticos y anti-obreros como la Constituyente, la reforma laboral, educativa y el Estatuto Docente.

3. Que la clase obrera y el pueblo se han levantado en protesta una y otra vez y han logrado importantes victorias.

4. Que la CSTC ha propuesto la realización de un paro cívico nacional.

5. Que la situación nacional, la crisis del régimen oligárquico y proimperialista y de los partidos tradicionales, el aislamiento del gobierno y el despertar revolucionario de las masas, son factores indicativos de que la situación nacional es excelente para el combate unitario del pueblo contra sus explotadores y opresores.

RESUELVE:

1. Apoyar la propuesta del PARO CÍVICO NACIONAL.

2. Señalar que, además de la lucha contra el alto costo de la vida, es necesario ampliar sus objetivos de tal manera que reflejen la más amplia protesta contra el gobierno reaccionario y proimperialista de López.

3. Trabajar con criterios unitarios y con todas las fuerzas sindicales y políticas que respalden el paro y rechazar las exclusiones y condicionamientos sectarios y antidemocráticos, y por la participación y representación en la dirección del movimiento de las organizaciones comprometidas, como única forma de lograr que el paro cívico nacional gane en extensión y fuerza y se lleve efectivamente a la práctica.

Frente por la Unidad del Pueblo

ANAPO
Jaime Jaramillo P.
Germán Gutiérrez A.
Alvaro Bernal S.

MOIR
Otto Ñañez
Marcelo Torres

CDPR
Jorge Rodríguez
Carlos Vanegas

MAC
Margoth Uribe de Camargo
Jorge Regueros P.

LA CEJA NO TOLERARÁ MÁS ATROPELLOS

En la madrugada del 12 de mayo estalló en La Ceja, Antioquia, un paro general promovido por el Comité Cívico Estudiantil, para exigir tanto la ampliación del Instituto Departamental Bernardo Uribe Londoño como la contratación de más personal docente.

Las gentes sencillas de La Ceja bloquearon las carreteras con troncos, llantas incendiadas, rocas y ramas. Incapaz de controlar una manifestación de 1.500 personas, la policía disparó sus armas contra los cejeños. Unas veinte personas resultaron heridas, entre ellas el estudiante Rodrigo García García.

La multitud arremetió contra la fuerza pública y barrió a piedra las instalaciones de la Tesorería, el juzgado, el estanco y las Empresas Departamentales. A pesar del toque de queda impuesto a la una de la tarde, feroces combates entre la población y los uniformados se libraron hasta pasadas las diez de la noche

Al día siguiente, en una avalancha represiva, más de cien personas fueron detenidas. Allanamientos, arrestos, palizas y maltratos son las soluciones que el gobierno ofrece a los explotados. Pero con esta explosión de cólera se abrió una nueva página en la historia de la población. La Ceja no seguirá tolerando más atropellos.

A CONFORMAR UNA SOLA FEDERACIÓN INDEPENDIENTE EN ANTIOQUIA

El Teatro de Bellas Artes de Medellín se vio colmado el 29 de julio por centenares de obreros, expresión de lo más avanzado del proletariado del departamento. 47 organizaciones se dieron cita ese día en el II Pleno de Juntas Directivas del Frente Sindical Autónomo de Antioquia (F.S.A.).

El encuentro hizo el balance de las tareas cumplidas en el primer año de funcionamiento de la Federación, eligió nuevo comité ejecutivo, presidido por Jesús Hernández, e hizo un fraternal llamamiento a los presentes a conformar una sola fuerza sindical independiente a nivel regional.

Amplia democracia

La mesa directiva del evento estuvo integrada por Jesús Hernández, Hugo Cruz, Leonel Valderrama, Jorge Ruiz y Hernando Yepes, miembros del comité ejecutivo del F.S.A. Los acompañaron Héctor Fajardo y Socorro Ramírez, por FECODE, Félix Medina, de Sintracreditario; Agustín González, de Sittelecom; Miguel Ortega, de Fenansintrap; Julio César Parra, de Sintraicollantas; Virgilio Piedrahita, dirigente de los trabajadores de Coltejer; Jairo Gutiérrez, por la Acción Sindical Antioqueña (ASA); Vicente Castellanos por Sittelecom, Manizales; Jorge Soto, presidente del comité de huelga de Shellmar; Luis Vásquez, dirigente de los trabajadores de Tejicóndor y asesor del F.S.A; Alonso Álvarez, de sintrasatexco; Arturo Murillo, presidente del Sindicato de Pilsen; Alfonso Betancur, presidente del sindicato de la Industria del Cuero (Sintrainc); Elías Cano, directivo del Sindicato Independiente de Cementos el Cairo y Natalio Gómez presidente del sindicato de Jornaleros Agropecuarios de Antioquia. Asimismo, estuvieron en la presidencia, Jaime Jaramillo Panesso, dirigente nacional de ANAPO; Omar Ñañez dirigente nacional del MOIR; Jairo Foronda de la Unión R.S., Argelia Londoño de la O.C. Ruptura, Guillermo Silva, del bloque Socialista y Omar Londoño de la Liga Comunista Revolucionaria. Integró también la mesa directiva, Alfonso Calderón, asesor del F.S.A.

Además de los delegados oficiales y representantes de los partidos, intervinieron Darío Acevedo por el CLUS; Jorge Ortiz, quien presentó un saludo de los huelguistas de las EE.PP. de Medellín; Jorge Soto por los huelguistas de Shellmar, Germán Restrepo, vocero de los despedidos de Empaques; Alberto Arroyave, por el Sindicato de Jornaleros Agropecuarios, seccional Urabá y Hernán Taborda, presidente del Sindicato Minero de Amagá.

El Pleno aprobó, entre otras proposiciones, la vinculación del F.S.A. a las tareas de agitación del paro cívico nacional.