APOYO DEL SENADOR DEL MOIR AL PARO CÍVICO DE BOYACÁ

Cuando se celebra el cincuentenario de la creación de Acerías Paz del Río, la única siderúrgica integrada del país, en lugar de los actos festivos, nos encontramos con los anuncios de su liquidación.

Son los resultados de la apertura impuesta por Estados Unidos, y aplicada dócilmente por los tres últimos gobiernos. Cuando el Estado Nacional abandona el papel para el que fue creado, cual es proteger el mercado interior, condena su producción a la ruina.

Son los resultados de privatizar actividades sumamente claves para crear las sólidas bases de un desarrollo independiente. Sin siderurgia, sector estratégico, no hay industrialización.

Los trabajadores y el pueblo de Boyacá no tienen por qué pagar ni los desatinos del gobierno, ni la codicia de los empresarios. La lucha unida que ustedes han iniciado es el camino. Es una lucha patriótica. En ella cuentan con mi respaldo y el de mi partido, el MOIR.

LA PROPUESTA POPULAR

Frente a la crisis de Paz del Río, las propuestas que ha planteado la compañía y avala el gobierno, son: la desintegración de la empresa en varios negocios, dentro de los cuales no se encuentra la siderúrgica; arrancar a los trabajadores los ahorros de sus cesantías; traspasar a los Seguros Sociales el pasivo pensional, y donativos a través del IFI.

Los trabajadores y diversos estamentos de la sociedad han respondido exigiendo la conservar Acerías como una siderúrgica integrada. La salida sería su renacionalización, como lo plantearon el alcalde de Sogamoso, padre Gustavo Suárez, y el representante del sindicato Fernando Bayona.

Los trabajadores aprendieron la lección de que la crisis se está utilizando para estafarlos, y han respondido indignados a la propuesta de «donar» su prima de mitad de año.

El paro de los municipios del oriente boyacense programado para el 21 de mayo es parte integrante de la lucha de Colombia para salvar la producción nacional.

«ESTAMOS DISPUESTOS A LO QUE NOS TOQUE»

(Entrevista a la presidenta de la Cámara de Comercio de Sogamoso, Adriana Forero de Reina).

TR. Por los anuncios de liquidación de Acerías Paz del Río hay una serie de sectores interesados en movilizarse para salvarla. ¿Cuál es la posición de la Cámara de Comercio?

Adriana Forero. Nosotros nos dimos cuenta de que había que aglutinar las personas y empresas que se verán afectadas con el cierre de Acerías. Por eso convocamos a la universidad, a los industriales, a los comerciantes, a las entidades cívicas, al Club Rotario y decidimos citar un foro para el 8 de mayo, en este caso diferente a todos los foros que se han venido dando, con la presencia del presidente de la empresa y los ministros que en un momento dado puedan tomar decisiones para salvarla. Hay que buscar una solución conjunta; si no se logra, seguramente el más perjudicado va a ser el departamento de Boyacá.

TR. Esta crisis de Acerías es de vieja data, pero ahora el problema es agudo. Ninguna de las medidas adoptadas por los accionistas mayoritarios y el gobierno han servido, ¿por qué? ¿Qué solución están planteando ustedes?

Adriana Forero. Ya se dio cuenta la empresa, y toda la gente, que el inyectarle capital no es la salida. Ya los trabajadores dieron la suya, el gobierno dio su cuota y ha sido un capital que se ha ido dilapidando. Ha faltado esa tecnología nueva que saque a la empresa del estancamiento. ¿Por qué no ha dado resultado? La apertura económica afectó mucho la empresa por las importaciones de hierro y acero de otros países en donde la producción es subsidiada, lo que hace que los nuestros no sean competitivos. La única solución que nosotros vemos es que el gobierno fije unos aranceles fuertes a esas importaciones y que se frene el contrabando de Venezuela, que es grandísimo por el lado de Arauca. Eso afecta no sólo a Paz del Río, todas las siderúrgicas están mal. Y cerrarlas es grave para un país. Se trata de uno de los renglones más importantes para la economía. En épocas de guerra, por ejemplo, se requiere contar con siderúrgicas funcionando.

¿Qué haríamos nosotros dependiendo del exterior?

TR. Ustedes están pidiendo medidas políticas. ¿Nos podría ampliar ese aspecto?

Adriana Forero. Lo que estamos pidiendo es voluntad política. Que el gobierno entienda que esta industria es vital para la economía de la nación. ¿Cómo vamos a depender de nuestros vecinos? En Colombia existen ocho empresas y la más grande es Acerías Paz del Río. Si se acaba, las otras siete no van a poder llenar ese vacío en el mercado. ¿Qué se hará entonces? Pues importar aceros subsidiados que son más baratos, con los que el resto de la industria nacional no puede competir. Entonces ¿qué va a pasar? Que el resto de la industria también se acaba. Y en ese caso, imagínense lo que sería de nosotros. El gobierno debe pensar en eso y fijar aranceles más altos.

TR. Frente a la propuesta que vienen haciendo el alcalde de Sogamoso y el presidente del sindicato de nacionalizar la empresa ¿qué opina?

Adriana Forero. Sería interesante siempre y cuando se manejara con el criterio de que diera utilidad y teniendo en cuenta que ese es un renglón vital para el país. Si hacemos historia, las naciones desarrolladas se han preocupado ante todo por tener una industria siderúrgica fuerte.

TR. ¿Con cuáles sectores industriales afectados por el cierre han entrado ustedes en relaciones para enfrentar este problema?

Adriana Forero. Con las empresas de la puntilla, del alambre, de las grapas, los ferreteros. Acerías abastece la materia prima. ¿Qué va a pasar con ellos?
Pues se acaban. Ahora ¿qué pasa con los ornamentadores, con los transportadores, con los mineros? Mejor dicho, de esa empresa depende casi toda la economía de Boyacá. Se ha dicho siempre que éste es un departamento agrícola, pero la verdad es que es más minero: carbón, esmeraldas, aunque no nos dejan nada, y hierro y acero, eso es lo que más nos caracteriza. Las empresas del corredor industrial están relacionadas con el acero y unas dependen de las otras, unos hacen el alambre, otros la puntilla, todas dependen de la materia prima producida por las siderúrgicas.

TR. Si no se ve una salida positiva por parte del gobierno, ¿qué piensan hacer?

Adriana Forero. No quiero aventurar lo que vaya a pasar. Pero es el momento de que Boyacá se una y haga ver que también somos Colombia, que somos parte de este país. Yo pienso que al departamento no le va a gustar que el gobierno se olvide de nosotros, porque sería matarnos económicamente. Tocaría tomar otras medidas, seguros de que es una unión por Boyacá y vamos a estar todos dispuestos a lo que nos toque hacer.

En Cúcuta: PRIMEROS CONTACTOS HACIA FRENTE ELECTORAL DE IZQUIERDA

(Mensaje dirigido por Rafael Espinel, secretario regional del MOIR en Norte de Santander, a Jesús A. Ramón Melo, candidato al Concejo de Cúcuta).

En su carta, fecha el 22 de abril de 1997, me cuenta que «nuevamente intento presentar mi nombre a consideración para el Concejo de Cúcuta», y que «la visión de la problemática de nuestra ciudad es crítica y creo representar e interpretar, los ideales del Movimiento que usted lidera en el Norte de Santander». Usted pide el apoyo del MOIR y de su senador Jorge Santos Núñez «para avalar esa aspiración».

Permítame hacer un resumen de nuestros principios y programas, con los cuales estamos forjando una opción para Colombia, sus departamentos y municipios como el de Cúcuta.

Primero. Luchar por la autodeterminación nacional.

Segundo. Defender la producción nacional.

Tercero. Civilizar la lucha política.

Cuarto. Buscar el bienestar del pueblo.

La recolonización emprendida por el imperio norteamericano y la correspondiente aplicación del modelo neoliberal tienen a Colombia sumida en una espantosa crisis, que ya toca todos los sectores productivos. Como la mayor parte de la crisis ha afectado el campo, es necesario hacer hincapié en un programa agropecuario que tenga como mínimo:

1. Garantía y precios de sustentación.

2. Créditos suficientes, oportunos y baratos.

3. Cese de procesos judiciales y embargos; condonación de deudas.

4. No a la importación de alimentos, insistiendo en el concepto de seguridad alimentaria.

5. Defensa de las instituciones agropecuarias.

6. No a la estratificación rural.

Para el municipio capital de Norte de Santander, nuestra consigna de industrializar a Cúcuta, hoy tiene más vigencia que nunca.

Pero ésta debemos acompañarla de propuestas concretas que le den salida a la problemática de nuestra ciudad, la cual usted, cuando fue secretario de Planeación del municipio tuvo la oportunidad de apreciar en toda su magnitud.

Estimado amigo: creo que en sus manos estas banderas podrán ondear dignamente y sus electores con entusiasmo cumplirán tareas más allá de las elecciones en favor de esta noble causa.

Desde ahora me comprometo a tramitar su solicitud dentro de mi Partido y con este respaldo gestionar todo lo correspondiente ante las autoridades electorales.

Con usted, y otras personalidades amigas, tendremos la oportunidad de aprovechar la próxima contienda electoral para educar a las masas en estos temas y llevar a los cuerpos colegiados a personas que desde allí nos ayuden a construir un gran Frente Único, capaz de forjar una nueva Patria Soberana, donde se pueda generar riqueza para el bienestar de la comunidad.

En Norte de Santander: AVANZA CREACIÓN DE COMITÉS DE UNIDAD AGROPECUARIA

En Cácota
Los habitantes de Cácota, reunidos en la fecha en las instalaciones del Salón Cultural, previamente convocados por la Alcaldía Técnica, el Concejo, la Unidad Municipal de Asistencia Técnica, Umata, y el Sindicato de la Caja de Crédito Agrario, nos permitimos declarar que hemos conformado el Comité Local de Defensa del sector agropecuario, integrado por:

Presidente, Javier Orlando Flórez Duque; vicepresidente, Hernán Cañas Cañas; secretario general, Carmen Rosa Granados Sandoval; tesorero, Josué Natividad Flórez Peña; fiscal, Jaime Araque. Vocales, Melitón Vera, Román Chapeta, Manuel Isidro, Miguel Pabón, Samuel Carrillo, José Santos Daza y María Isidro.

Que dicho comité buscará como objetivo la defensa de la producción agropecuaria local, la cual se encuentra en verdadero deterioro, sobre la base de los siguientes puntos programáticos:

Primero. Exigir que se garantice la compra de la papa, curuba, trigo, maíz, cebolla, ajo, zanahoria y repollo, productos de esta región, y se fijen y mejoren los precios de sustentación para los mismos.

Segundo. Exigir que el gobierno nacional tenga créditos suficientes, oportunos y baratos, restableciéndose el crédito de fomento.

Tercero. Que cesen los procesos judiciales y embargos para los deudores que por razones de la importación de los productos o de los riesgos de la producción no se encuentran al día en sus obligaciones.

Cuarto. Que cesen las importaciones de alimentos y se haga énfasis en la seguridad alimentaria como un principio de soberanía y como derecho fundamental del pueblo.

Quinto. Que se fortalezcan las instituciones estatales dedicadas al agro, en particular la Caja Agraria, definiendo para ello que dichas instituciones son base del progreso y desarrollo del sector agrario y de nuestra región y de nuestra localidad. La Caja Agraria debe restablecer su función social, en particular retomando el funcionamiento de los agropuntos. Para ello requiere de la dotación de facultades de crédito, personal, herramientas y servicios que lo hagan el banco del campo y no un banco comercial más.
Seis. Que en el evento de que se establezca la estratificación rural, la rechazaremos, por cuanto se incrementarán los costos de los servicios públicos de la región.

Quienes suscribimos la presente, en nombre de los campesinos del municipio de Cácota, Norte de Santander, debidamente facultados por la Asamblea, señalamos nuestra disposición a coordinar las tareas necesarias con otras organizaciones del sector y promoveremos entre nuestros asociados el conocimiento de los puntos acordados. Para constancia se firma por quienes intervenimos, a los 22 días del mes de febrero de 1997. (Firmas de más de 60 asistentes).

En Labateca y Chitagá
En idénticos términos se dieron las reuniones de Labateca y Chitagá, donde fueron elegidos los siguientes directivos:

Labateca:
Presidente, Eduardo Rozo; vicepresidente, Leonardina Parada; secretaria, Marta Cecilia Merchán: tesorero, José Rosario Flórez; fiscal, José Santos Rozo, y subfiscal, Campo Elías Monterrey

(Respaldada por más de 80 asistentes).

Chitagá:
Presidente, Oscar Carvajal; vicepresidente, Roberto Flórez; secretario general, Ramón Peña; tesorero, Alfonso Ortiz; fiscal, Martín García. Vocales, Oscar Peña, Roque Villamizar, Josué de Jesús Peña, Florencio Carvajal y Reinaldo Rodríguez.

(Esta reunión quedó respaldada con la firma de más de 120 asistentes).

Para el 15 de junio se realizará la asamblea del Comité en Durania.

El 24 de mayo está programado el cursillo de capacitación para los miembros de las Juntas Directivas de los Comités, con tres temas principales:

a) Liderazgo campesino, b) situación agraria nacional e c) historia del crédito en la Caja Agraria.

QUEMADO MYLES FRECHETTE

La Juventud Patriótica, JUPA, del Valle y Risaralda aprovechó la oportunidad de convertir una fiesta popular, el 31 de diciembre, año viejo, para demostrar el inconformismo de una gran nación ante la arremetida colonial del imperialismo yanqui en el campo económico, político y cultural.
El 31 de diciembre, el pueblo ha instituido la costumbre de elaborar muñecos llenos de pólvora, que arden a la medianoche, como símbolo de lo viejo y lo malo.

En la quema del pasado año viejo, los bugueños hicieron uno del embajador Myles Frechette, que aparece en la foto, personificación de los males que aquejan al país.

El matachín fue paseado por las poblaciones del norte del Valle y finalmente quemado entre consignas: ¡Resistencia contra el intervencionismo gringo!

Se revivió la consigna de los años setenta: ¡Por una nueva cultura de masas, viva el arte nacional!

También se gritaron los lemas centrales en la actual situación: ¡Abajo el imperialismo en el campo de la educación! ¡Fuera gringos de Colombia!

Culminan con éxito conflictos laborales: EN LOS HOSPITALES SIMÓN BOLÍVAR Y MILITAR DE BOGOTÁ

Con avances significativos terminó el conflicto colectivo del Hospital Simón Bolívar de la capital, el cual se prolongó desde el 6 hasta el 15 de mayo. Los trabajadores de este centro hospitalario distrital recibieron el apoyo decidido de organizaciones sindicales como Sindess, Asmedas, Sindistritales, Anthoc y Sintrasalud.

Fruto del movimiento de protesta que llevó a los empleados a una asamblea permanente, se llegó aun acuerdo con la dirección del hospital, que se resume así: suspensión de concursos para inscripción en carrera administrativa respecto de funcionarios que estén desempeñando cargos previstos en ésta; la administración se abstendrá de declarar insubsistentes a sus funcionarios hasta tanto la ley no expida un mecanismo concertado de inscripción en carrera. Se adopta como modelo de contrato de trabajo a término indefinido el que rige para los hospitales de primero, segundo y tercer nivel de atención.

En el terreno disciplinario, la dirección del hospital desistirá de todas las acciones tendientes a sancionar a sus trabajadores por razón de la protesta, y no hará descuentos salariales por el mismo hecho. Por último, las autoridades se comprometieron a no tramitar demandas que pudieran encaminarse a la suspensión o cancelación de las personerías jurídicas de las asociaciones sindicales que participaron en el movimiento.

En el Hospital Militar
Después de un prolongado cese de labores que los trabajadores de este hospital habían promovido contra medidas privatizadoras, que además lesionaban sus derechos, se llegó a un acuerdo. El compromiso del hospital es reintegrar a los funcionarios despedidos, dar aplicación a la carrera administrativa como instrumento para garantizar la estabilidad y el mejoramiento de los salarios.

En ambos casos fue ejemplar la contribución a la lucha que nacionalmente se libra por la defensa de la salud pública y son precedentes para otros conflictos que se avecinan.

OTRO PELDAÑO EN LA UNIDAD OBRERA

En el marco de la lucha contra la injerencia gringa y el modelo neoliberal se celebró la fiesta de los trabajadores. Más de diez mil personas pertenecientes a las tres centrales desfilaron en Bogotá desde el Parque Nacional hasta la Plaza de Bolívar. En el resto del país las concentraciones fueron también multitudinarias. Estas movilizaciones fueron antesala del extraordinario triunfo de la USO y de las luchas que el pueblo boyacense intensifica para la defensa de la industria siderúrgica colombiana, de la cual Acerías Paz del Río es su empresa básica.

En La Dorada: FORO SOBRE IMPACTO DEL PROYECTO DE DESVIACIÓN DEL RÍO GUARINÓ AL RÍO LA MIEL

El Comité Intergremial de La Dorada y el Magdalena Medio, representando los gremios empresariales y laborales, corporaciones públicas, administraciones municipales, sector solidario, asociaciones de profesionales, centros de investigación, periodistas, comité de usuarios de servicios públicos y grupos ecológicos de la región, teniendo en cuenta las graves implicaciones que en los ámbitos físico, biótico y socio-económico traería para la región la aprobación y ejecución del proyecto de desviación del río Guarinó al río La Miel, promovido por la empresa Hidromiel S. A., ha decidido convocar el Foro Nacional sobre el Impacto Ambiental del Proyecto de Desviación del Río Guarinó, para el día miércoles 28 de mayo de 1997 a partir de las 9 de la mañana en las instalaciones del Club Campestre de La Dorada, Caldas.

Al certamen están siendo invitados: el ministro del Medio Ambiente, Eduardo Verano de La Rosa; representantes de las empresas Hidromiel S. A., Isagén, Chec, Empocaldas, Corpocaldas, Cortolima, Cormagdalena, Findeter, Cornare, CAR, Ideam, Defensoría del Pueblo, Procuraduría General de la República, Ecofondo; los gobernadores y presidentes de las asambleas departamentales de Caldas, Tolima, Cundinamarca y Antioquia: los alcaldes, personeros y presidentes de concejos municipales del centro del país; la Asociación de Municipios del Magdalena Medio; periodistas de los distintos medios de comunicación nacionales, regionales y locales, y expertos en la materia.

Firman la invitación Diana Rojas, directora ejecutiva de la Cámara de Comercio de La Dorada; Carlos Arturo Clavijo, director ejecutivo de la Federación de Ganaderos del Magdalena Medio; Oswaldo Elías Lambraño, alcalde de La Dorada; José Elín Duque, alcalde Puerto Salgar; Rubén Clavijo, director ejecutivo de Fendipetróleo, seccional Magdalena Medio; Marco Tulio Paniagua, presidente del concejo municipal de La Dorada; Julio César Guerrero, personero municipal de Puerto Salgar; Ernesto Espejo, personero auxiliar de La Dorada; Pablo Londoño, presidente del Comité de Ganaderos de La Dorada; Álvaro Bedoya Salazar, presidente de la CGTD, seccional Magdalena Medio; Norman Alarcón, del gremio de periodistas; Francisco Gómez, vocal control del Comité de Usuarios de Servicios Públicos de La Dorada; Eduardo Muñetón, director de Cedetrabajo de La Dorada; y Luis Octavio Gómez, por los productores agrarios.